23-05-2016

ARESE, ABRE “IL CENTRO” MÁS GRANDE DE ITALIA:

LA NUEVA FRONTERA DE LA “SHOPPING EXPERIENCE”




“El hipermercado del futuro, es decir la plaza del mercado de hace 500 años atrás”. No es una contradicción en sí, sino el resultado de un proyecto futurista, nacido de la voluntad de Marco Brunelli, dueño del Grupo Finiper, y firmado por Davide Padoa, director ejecutivo de Design International, y por los arquitectos Michele De Lucchi y Arnaldo Zappa. Allí, donde surgía la legendaria planta de Alfa Romeo, ahora vive “Il Centro” de Arese: 92 000 m2 y 250 unidades, el centro comercial más grande de Italia y uno de los más grandes de Europa. Inmensos espacios abiertos y diáfanos, la máxima transparencia, luminosidad, ligereza y materiales naturales, como la madera y el vidrio, son los elementos clave de una innovadora e imponente obra de reconversión arquitectónica, que apunta a la sostenibilidad y al ahorro energético, inspirado en el sistema de los patios múltiples de las antiguas casa de campo lombardas. 

 

El corazón del centro, que se inauguró el pasado mes de abril es “IPER MONTEBELLO”, desarrollado sobre una superficie de 9000 m2 que el director, Marco Ruzza, describe como el resultado de la búsqueda de nuevas formas de valorizar los puntos fuertes tradicionales de nuestro país y, al mismo tiempo, simplificar la experiencia de compra, convirtiéndola en una experiencia de compra informada y compartida, que ayuda a descubrir un mundo extraordinario de sabores y saberes. Un concepto que se traduce en un layout que se organiza según un sistema de islas temáticas en las que se elige y se compra, pero también se presencia la producción y elaboración del productos y se conocen sus secretos. Sin estanterías hasta el techo que limiten la accesibilidad a las mercancías ni obstruyan la mirada: todo es abierto y transparente, así como es directa e inmediata la relación entre los clientes y el personal de ventas, siempre disponibles para hablar sobre los productos, sus características y sus posibles usos.

En esta lógica se comprende la colaboración significativa de ARNEG con sus muebles personalizados; la empresa ha sido llamada una vez más para colaborar en un prestigioso proyecto de reinterpretación del espacio de compra de la Gran Distribución, estudiando soluciones innovadoras a medida, personalizaciones con excelentes materiales y especiales acabados, en sintonía con la filosofía de la obra. Una filosofía que se traduce en un desarrollo arquitectónico horizontal, muebles de exposición abiertos que reinterpretan la lógica de los puestos del mercado, estructuras bajas (máximo de 2,05 m de altura) para garantizar la máxima accesibilidad y visibilidad y una marcada sensibilidad hacia el elemento natural, que se traduce en materiales tales como la madera y el vidrio, que expresan ligereza, vitalidad y continuidad con el ambiente exterior.

En particular la valorización de los productos frescos, situados en una posición privilegiada en el centro del hipermercado, encuentra un importante aliado en ARNEG, líder de los sistemas de refrigeración comercial. A partir del área de las carnes, donde la calidad de los cortes es realzada por una excelente exposición, la vitrina GLASGOW, con preciosos acabados de mármol, es un homenaje a los mostradores de las carnicerías tradicionales. También las CÁMARAS FRIGORÍFICAS donde se conservan y dejan madurar las medias reses se han personalizado: completamente a la vista, de vidrio, dejando ver una escenográfica pared realizada con la sal rosa cristalina del Himalaya. Una vista impactante que se completa con la presencia de una TABLA CIRCULAR rodeada por un vidrio de protección que, en el centro de la zona, se convierte en el corazón de un recorrido alimentario de excelencia: aquí las carnes son cortadas y preparadas por los profesionales ante la mirada atenta de los clientes. La “sección pollería” ofrece una vista extraordinaria sobre las carnes blancas, que se realzan con un juego de luces y transparencias, y con la presencia de muebles como el BELGRADO 2, una vitrina de nueva generación, estudiada para garantizar la más amplia visibilidad del producto desde cualquier punto de observación. Otra versión de BELGRADO (2H150), junto con el TOTEM BERLINO, se encuentra en la sección pescadería, un amplio espacio dedicado a exponer los productos del mar y su elaboración a la vista. En la sección de chacinas, embutidos y quesos, la amplia variedad de productos narra la inmensa riqueza de un patrimonio gastronómico único en el mundo. Para exaltar esta abundancia de formas y colores, los amplios espacios de los muebles OSAKA 3 y PANAMA 3 unen un diseño contemporáneo con un alto rendimiento en clave sostenible. La peculiaridad de esta sección es también la de contar con una micro quesería capaz de producir hasta doce diferentes tipos de queso. La lógica de la horizontalidad y del mesón de exposición abierto y de fácil acceso, también predomina en el área de productos frescos de la gastronomía, donde se encuentra la amplia y versátil isla promocional Sendai; en la sección de congelados con TORONTO G4 y ASTANA, y en la sección de alimentos "frescos envasados" con el mueble semi-mural VELDEN, dedicado a la venta promocional. Para asegurar la máxima flexibilidad, todas las islas presentes en el punto de venta pueden ser refrigeradas por agua, con un circuito cerrado, como por aire, asegurando de este modo la posibilidad de desplazarlas para eventos particulares durante el año y luego volverlas a colocar en su lugar habitual.

El Híper de Arese es uno de los primeros puntos de venta en Italia que ha adoptado soluciones de vanguardia que permiten eliminar el uso de HFC, utilizando solo el dióxido de carbono y reduciendo, al mismo tiempo, el consumo de energía. La adopción de la tecnología de compresión con refrigeración intermedia y el uso del eyector múltiple permiten reducir el consumo de energía en comparación con los sistemas existentes a R404A o R134. La central frigorífica CO2 de Arneg, producto puntero de la empresa, juega un papel de protagonista en dicho contexto: con el uso de dióxido de carbono la central se libera de las rígidas normativas europeas en materia de contención de fluidos HFC y de la inspección periódica de los equipos. El esfuerzo de diseño realizado para la instalación de este sistema lo convierte en un ejemplo pionero que, seguramente, será tomada como referencia para las realizaciones futuras de muchos protagonistas del mercado. 

"Con esta realización - dijo Davide Padoa - hemos transformado la antigua sede de Alfa Romeo de fábrica de autos en fábrica de experiencias". Un cambio importante , en sintonía con una nueva generación de consumidores y de la más avanzadas tendencias del mercado alimentario. 




Compartir: